¿Qué es la disfunción eréctil?

disfunción eréctil-psicodifusion

La disfunción eréctil es un trastorno que padecen exclusivamente los hombres y que se manifiesta por la incapacidad recurrente de lograr o mantener la erección del pene impidiendo la consecución de una relación sexual satisfactoria. Se trata de un trastorno que padece el 30% de hombres de edades comprendidas entre los 40 y los 70 años, e incluso de edades más tempranas, ya sea de modo leve o severo.

Hace años, la disfunción eréctil era conocida como “impotencia”, término despectivo que mal describía un inadecuado funcionamiento sexual masculino y que aludía, además, a la virilidad. La falta de información sobre este trastorno provocaba que muchas personas lo ocultaran, ya que se relacionaba con la falsa creencia de “ser menos hombres” e incluso esta ignorancia hacía que muchas personas lo asociaran con la esterilidad. Esto causaba un gran malestar a las personas afectadas, ya que, además de tener que lidiar con la disfunción eréctil, debían cargar con la desacertada convicción de un menoscabo en su masculinidad. Este tipo de ideas eran erróneas e inducían a sentimientos de vergüenza y confusión, lo cual desembocaba en silenciar el trastorno. Esto, a su vez, ocasionaba que el problema nunca se solucionase o que se agravase más, tanto a nivel fisiológico como psicológico, ya que las personas que padecía disfunción eréctil veían afectada su autopercepción y podían llegar a sentirse “no capaces” o a cuestionar su “hombría”.

Actualmente existe mucha información al respecto y se conoce que todas estas ideas sobre la disfunción eréctil no son ciertas. La educación sexual ha avanzado a lo largo de los años, por lo que a día de hoy silenciar el problema es impensable y sería comparable a tratar de ocultar cualquier otro tipo de dolencia habitual como, por ejemplo, una caries. Esto ha derivado que cada vez las personas detecten el trastorno con mayor prontitud y se pueda realizar una atención temprana cada vez más eficaz.

Las causas de la disfunción eréctil pueden ser diversas, y su pronóstico es bastante favorable si se recibe tratamiento. Es importante que un profesional valore el tipo de disfunción y sus causas, ya que puede deberse a diversos factores, como la ingesta de una determinada medicación, los cuales se pueden evitar. En ocasiones, la disfunción eréctil puede ser, además, confundida con otro tipo de trastornos como falta de deseo, trastornos en la eyaculación o trastorno en el orgasmo. Por estos motivos es muy importante que se realice un diagnóstico adecuado de la disfunción y sus causas para ponerle el tratamiento adecuado a cada caso a través del tratamiento por el profesional correspondiente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*