Ondas cerebrales ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

El cerebro funciona con electricidad

El cerebro humano funciona a través de lo que se denominan ondas cerebrales, que constituyen la actividad eléctrica cerebral. En el presente artículo se tratan las ondas cerebrales, qué son y para qué sirven.

¿Qué son las ondas cerebrales y para qué sirven?

Las ondas cerebrales son el producto de la actividad eléctrica cerebral. De este modo, las neuronas, que son las células cerebrales por excelencia, poseen una actividad eléctrica que permite su actividad y, por consiguiente, todos los tipos de funciones cerebrales, tanto las relacionadas con la memoria o el aprendizaje como con sentimientos o emociones.

La actividad eléctrica cerebral permite que se liberen o no se recapten los neurotransmisores, que son los responsables del funcionamiento del cerebro en general y de las emociones en particular.

Si desea conocer más sobre los neurotransmisores, pinche aquí

Exacto, nuestro cerebro funciona como una pila combinando la electricidad con la química de modo que todo lo que pensamos, sentimos o percibimos se debe a la actividad eléctrica y de los neurotransmisores cerebrales.

Las ondas cerebrales constituyen una actividad eléctrica de muy baja amplitud, del orden de microvoltios (en humanos).

Las ondas cerebrales humanas son de muy baja amplitud

¿Cómo se miden las ondas cerebrales?

Las ondas cerebrales se miden a través de un examen denominado electroencefalograma, a través de un aparato denominado electroencefalógrafo.

Las ondas cerebrales se miden a través de un electroencefalograma

La electroencefalografía no es dolorosa y se utiliza para detectar patologías como la epilepsia, pero no es útil para el diagnóstico de patologías psicológicas, como la depresión, la ansiedad o la esquizofrenia.

¿Cuántas ondas cerebrales existen?

Existen varios tipos de ondas cerebrales: ondas Delta, ondas Theta, ondas Alfa, ondas Beta y ondas Gamma.

Ondas Delta: Las ondas Delta son las que poseen mayor amplitud de onda y, por consiguiente, su frecuencia es muy baja (1 a 3 Hz). Este tipo de ondas aparecen en el sueño profundo (etapas 3 y 4 del sueño), en algunos casos de daño cerebral y en estados de coma. Cuando se presentan estas ondas, la persona no está en un estado consciente.

Ondas Theta: Se trata de las ondas cerebrales con una mayor amplitud tras las ondas Delta (3,5 a 7,5 Hz).

Aparecen cuando el cerebro está en calma total, justo antes de dormir o cuando se está relajado. Asimismo, aparecen en las fases 1 y 2 del sueño y generan la interacción entre los lóbulos cerebrales temporal y frontal.

Cuando se presentan estas ondas, la persona se encuentra consciente aunque desconectada de los estímulos del entorno. También aparecen cuando se realiza una actividad automática y constante como puede ser rezar durante un largo tiempo o recitar un mantra.

Es parecido a lo que a muchos nos ha ocurrido en alguna clase magistral en la que, tras un largo tiempo escuchando el monótono discurso del docente, se da uno cuenta de que el tiempo ha transcurrido y que no hemos escuchado nada dado que estábamos inmersos en nuestro propios pensamientos o ensoñaciones.

Ondas Alpha: Las ondas Alpha presentan una mayor frecuencia que las ondas Theta (8-13Hz), aunque también se asocian a estados de relajación.

Esto tipo de ondas aparecen cuando se está en calma, pero no tanto como la clama profunda en la que se producen las ondas Theta y tampoco aparecen en ninguna de las fases del sueño.

Las ondas Alpha se originan sobre todo en el lóbulo cerebral occipital y aparecen justo antes del sueño.

Ondas Beta: Las ondas Beta aparecen con una actividad cerebral intensa, por lo que son de alta frecuencia (12-33 Hz) y baja amplitud. Se presentan cuando se realiza una actividad que requiere concentración, alerta y/o atención.

Por ello, no es conveniente realizar actividades que activen este tipo de ondas justo antes de ir a dormir, como estudiar o jugar a videojuegos.

Ondas Gamma: Se trata de las ondas cerebrales de más frecuencia y menos amplitud (25-100 Hz). Aparecen es estados de consciencia cuando se amplía el foco atencional o se memoriza algo.

Todas estas ondas cerebrales se suceden en todos nosotros a lo largo del día, dependiendo de la actividad que estemos realizando. Así, diferentes conductas, actividades, comportamientos y sentimientos son provocados por la actividad eléctrica del cerebro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*