Muñecos que nos dan miedo: Fenómeno del Valle Inquietante. Parte 2: ¿Cuando ocurre?

Psicologia #PsicologoMalaga #PsicologiaMalaga #PsicologoOnline #Curiosidades #Fobia

Que un muñeco cause repelús es un fenómeno normal que obedece a un proceso psicológico concreto denominado “Valle Inquietante”.

Si desea conocer cuando se produce este fenómeno, continúe leyendo.

La evaluación de lo que vemos

La reacción de repulsión ante la imagen de un muñeco o robot no es una fobia, sino que es algo natural que ocurre ante la visión de algo humanoide que intenta ser muy humano, pero que no termina de serlo. Es lo que se denomina fenómeno del “Valle Inquietante”.

Si quiere conocer más sobre el fenómeno del “Valle Inquietante”, pinche aquí.

El Fenómeno del Valle Inquietante se relaciona con el modo en el que las personas evaluamos lo que vemos. El cerebro interpreta los estímulos visuales y los clasifica entre cosas, animales, personas, etc.

De este modo, la imagen sería un estímulo neutro, carente de significado, y la interpretación que se hace de esta imagen hace que cobre un significado y que se identifique que aquello que vemos es una cosa, un animal o una persona, independientemente si conocemos esa imagen previamente o no.

¿Por qué no se produce el fenómeno Valle Inquietante con todos los muñecos?

Cuando se visualiza la imagen de un muñeco con forma humanoide, si este muñeco es claramente un objeto, es decir, a pesar de ser antropomorfo no tiene mucho parecido con nada humano, el cerebro lo clasifica como una objeto, de modo que el fenómeno del Valle Inquietante no se produce.

Un ejemplo sería el siguiente:

En esta imagen de unos populares y simpáticos kekos, los muñecos tienen el tamaño humano e, incluso, imitan conductas humanas (trabajador, pirata, egipcio…), y aun así, nos resultan amigables. Esto es porque los rasgos faciales y la morfología corporal son claramente de objetos y no humanas.

En estos casos, los kekos pueden gustarnos más o menos, pero el fenómeno del Valle Inquietante no se produce.

Esta es la razón de por qué la mayor parte de los muñecos y/o robots no provocan el efecto del Valle Inquietante, porque nuestro cerebro clasifica lo que ve como un objeto.

¿Por qué los muñecos o robots muy humanos no provocan el fenómeno del Valle inquietante?

El fenómeno del Valle inquietante tampoco se produce cuando el keko en cuestión tiene una forma humana completa.

Un ejemplo sería el siguiente:

Esta imagen es un fotograma de la producción cinematográfica Alien: Covenant (2017). En concreto, del actor Michael Fassbender, que interpreta a un androide.

Si quiere más información sobre Alien: Covenant, pinche aquí.

En la película, no se trata de un ser humano sino de un robot, el cual no provoca el fenómeno del Valle Inquietante porque no existe la diferencia entre el aspecto humano.

Es decir, únicamente se sabe que el señor de la fotografía es un androide porque el argumento de la película lo revela, pero es imposible saber este dato por su aspecto físico.

De este modo, el señor Fassbender no provoca repelús (o al menos no de modo generalizado) para los espectadores.

¿Por qué entonces un muñeco provoca el fenómeno del Valle Inquietante?

Un muñeco o robot provocaría el efecto del Valle Inquietante cuando su aspecto está a medio camino entre los dos ejemplos anteriores. Es decir, cuando no es claramente un objeto ni es claramente humano.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*