Dificultades para eyacular. Parte 4: Aneyaculación

Cuando hay ausencia total de eyaculación

La aneyaculación es un tipo de dificultad para eyacular y no solo resulta muy molesta a nivel fisiológico, sino que puede mermar en gran medida la calidad de vida de las personas que la padecen.

En el artículo Disfunciones del orgasmo masculino se mencionaron las diferentes alteraciones que afectan a la eyaculación y, consecuentemente, al orgasmo masculino: la eyaculación retardada, la eyaculación retrógrada y la aneyaculación.

En el presente artículo se tratará la aneyaculación .

¿Qué es la aneyaculación?

La aneyaculación es la total ausencia de eyaculación. En la mayor parte de los casos es consecuencia de la eyaculación retrógrada, cuando ésta se presenta con ausencia de líquido seminal, pero no siempre es así.

La aneyaculación es la total ausencia de eyaculación

Como es obvio, además del malestar inherente a la aneyaculación tanto fisiológico como emocional, esta alteración influye en la fertilidad.

Existen dos tipos de aneyaculación: la aneyaculación con orgasmo y la aneyaculación sin orgasmo.

En la eyaculación con orgasmo el impulso eyaculatorio se conserva y es perfectamente normal, pero no hay expulsión de semen.

Estos son los casos que se deben a la eyaculación retrógrada, ya que el proceso eyaculatorio se produce normalmente pero el semen no se expulsa por el pene. Es decir, se produce un fallo en la expulsión.

En la eyaculación sin orgasmo se produce un fallo tanto en la expulsión como en la emisión del semen. Este tipo de aneyaculación se presenta, como su nombre indica, sin orgasmo, aunque puede haber excepciones aisladas.

La aneyaculación sin orgasmo es muy infrecuente siendo la aneyaculación con orgasmo debida a una eyaculación retrógrada, la más común.

La aneyaculación sin orgasmo es muy infrecuente

¿Por qué ocurre?

Las cusas de la aneyaculación orgásmica, dado que se deben a una eyaculación retrógrada, se deben a los factores que desencadenaron esta situación.

Las causas de la aneyaculación anorgásmica depende de si ésta es primaria (es decir, se presenta desde el nacimiento o primera relación sexual) o secundaria (se presenta en un momento determinado de la vida sexual de la persona).

La aneyaculación sin orgasmo primaria puede estar causada por malformaciones congénitas como la atrofia vesical, las epispadias o las imperforaciones de la cloaca.

La aneyaculación sin orgasmo secundaria puede estar causada por algún tipo de cirugías o lesiones medulares (aneyaculación neurógena).

No obstante, hay personas que padecen aneyaculación sin orgasmo (primaria o secundaria) sin presentar malformaciones congénitas, sin haberse sometido a cirugía o sin tener lesiones medulares.

En la mayoría de estos casos la eyaculación se produce en la masturbación y/o a través de poluciones nocturnas. Las causas de este tipo de alteración son psicológicas, generalmente por un aprendizaje sexual erróneo.

La infertilidad en estos casos no se ve comprometida, en primer lugar porque existen terapias de intervención efectivas para solucionar el problema y, en segundo lugar, porque el semen puede ser recogido por masturbación o en poluciones nocturnas con el fin de aplicar técnicas de reproducción asistida.

La aneyaculación no afecta a la fertilidad

¿Tiene solución?

La aneyaculación con orgasmo se trata como eyaculación retrógrada, dado que deriva de la misma.

La intervención en la aneyaculación sin orgasmo depende del origen de la misma.

En los casos en los que las causas sean congénitas, quirúrgicas o debidas a lesiones medulares, el pronóstico no es muy favorable, aunque las personas pueden mejorar la calidad de sus relaciones sexuales en general y de vida en particular acudiendo a un profesional que los dote de pautas y estrategias a seguir.

La intervención en la aneyaculación sin orgasmo que se debe a factores psicológicos tiene buen pronóstico. La intervención en esta alteración puede aliviar en mucho el problema o eliminarlo por completo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*